MINDFULLNESS PARA PRINCIPIANTES

1510980_807423262628436_6002560440516000715_n
Olaf Hajek Illustratio

He escuchado muchas veces este término, pero no sé como iniciar. Sin embargo, de distintas lecturas y pequeñas puestas en prácticas, he llegado a poner en práctica momentos de atención  plena en pequeñas acciones cotidianas como a la hora de comer, bañarme o tomar el té.

Michelle Margaret Faikus recomienda las siguientes acciones para practicar MINDFULLNESS en nuestra vida diaria.

Mindfullness al hablar:

Date cuenta qué estás diciendo, qué palabras usas, cuál es el tono de tu voz, ¿lo que estás diciendo es necesario y ayuda? Es bueno tener conciencia de nuestra voz y comunicación verbal. Intenta tener un día entero sin decir una sola palabra acerca de alguien, cuya presencia no está. Esta práctica nos hará más conscientes de nuestra tendencia de hablar de los otros  a sus espaldas.

Mindfullness al comer:

Cada vez que te sientes frente al plato de comida, piensa acerca de todos los ingredientes, que han sido cultivados, transportados y preparados para llegar hasta ti.

Junta tus palmas y toma un respiro, huele la aroma deliciosa de lo que vas a comer, da pequeños mordiscos para que tengas tiempo de masticar de manera consciente. Come a paso lento.

Minsfullness al caminar:

Apaga tu teléfono y enciende tu MP3. Camina enfocándote en tus pies, mira el escenario y presta atención a los alrededores. Usa tu respiración como un ancla, si tu mente viaja al pasado o futuro, tráela de regreso a través de la sensación de respiración. Puedes hacer esta práctica mientras manejas, montas bicicleta, corres u otra forma de transporte o viaje.